Punto alto
El punto alto es, junto con el punto bajo, de los más usados en crochet.
Étape par étape
El punto alto es, junto con el punto bajo, de los más usados en crochet.
Al tener mayor altura, permite crear dibujos más definidos y tejidos más ligeros que con el punto bajo.
Para tejer el punto alto, rodea la aguja con la hebra e introdúcela en el punto que indique el patrón.
Rodea la aguja con la hebra y sácala del punto,
tendrás tres hebras en la aguja.
Rodea la aguja con la hebra y pásala por las dos primeras hebras de la aguja.
Te quedarán dos hebras en tu aguja.
Rodea de nuevo la aguja con la hebra y pásala por las hebras restantes.
Repite estos pasos para tejer el número de puntos que necesites.
Como puedes ver, los puntos en crochet comienzan a construirse desde arriba. Por esta razón, al comenzar una vuelta debes tejer un número determinado de cadenetas que te ayudarán a conseguir la altura que necesitas para tejer tus puntos.
Al punto alto le corresponden tres cadenetas de altura, por lo que deberás tejer tres cadenetas siempre que inicies una vuelta a punto alto.
Estas cadenetas cuentan como si fueran el primer punto alto,
por ello deberás tejer los siguientes puntos a partir del segundo punto de la vuelta anterior.